Soy Bela. Soy psicóloga. Mi vocación por explorar la psique, las emociones, las relaciones y todo lo que engloba al ser humano despertó desde niña, así como mi determinación a tratar de ayudar a los demás. Al terminar la carrera me especialicé en geriatría porque quería acompañar a las personas mayores en la última etapa de su vida, quería honrar su experiencia y la sabiduría que deriva de ésta, quería ofrecer acogimiento y calidad humana a personas que se enfrentan a tanta soledad y decrepitud.

Sin embargo, después de muchos años dedicada a la geriatría, el rumbo de mi vida cambió. Perdí una hija, Noa y, en el parto de su cuerpo sin vida, casi pierdo también la mía. Al año siguiente, llegó un nuevo ser a mi vientre y también se fue… Perdí tanta vida y gané tanto dolor que me rompí, me perdí, me desconocí, y me encontré inundada de silencio y soledad. Empecé a moverme, a reconstruirme y, tras transitar un largo camino de duelo, alcancé una profunda transformación personal y, de nuevo, la llamada de ayudar.

 

La necesidad de darle un sentido fructífero a mi experiencia me llevó a especializarme en duelo a nivel profesional e iniciar el camino del compartir. A raíz de mi propia vivencia, decidí abrirme al mundo del dolor, entendiendo que todas y todos lo vivimos de alguna u otra forma, por una u otra pérdida o experiencia de separación. Comprendí que se hacía necesario crear una red de apoyo y acompañamiento con el fin de que se pudieran transitar estos procesos de la forma más natural posible, aceptándolos e integrándolos como parte de la vida. Actualmente, sigo formándome y acompañando a personas en procesos de duelo tanto a nivel individual como en grupos de apoyo.

Confío en que reconocer el dolor en su esencia natural, abrazarlo y compartirlo es el camino.

Y me ofrezco como guía. Si te das permiso y, si me das permiso, aquí estoy.

Nº Colegiada: AN06392

SIGUE A VIRAIA EN REDES SOCIALES

  • Facebook icono social
  • Icono social Instagram
  • Icono social Twitter